Celebridades han hecho el “no makeup” stunt tantas veces que ya todos hemos aprendido a ver sus fotos perfectas y pretender que  no nos damos cuenta de las capas de maquillaje que vemos en sus caras. Vanity Fair y Chuck Close no quieren que eso vuelva a pasar.

El artista y la publicación  reunieron  A-listers para posar en frente de una  cámara Polaroid de 20×24 pulgadas. Algunos con maquillaje, y otros sin.
Scarlett Johansson y Kate Winslet son algunos de los nombres que posaron para la sesión mientras sus caras recién lavadas fueron capturadas para el Hollywood issue de Vanity Fair.

Yo no hago shots de moda, y no están retocadas, ni nada de eso. Para que puedan ser, um… puedan ser -en bruto-” dijo Chuck Close a Vanity Fair. El artista no permitió que ningún estilista acompañara a las celebridades en la sesión, tampoco les proveyeron transportación. Es una situación lo más cercana a la “realidad”.

“Tienen que dejar a un lado su vanidad para lograr hacerlo” explico Close “Y es un verdadero acto de generosidad y fe por parte del sujeto para dejarse llevar y darme su imagen sin tener nada de control sobre lo que va a pasar”.

(Vía R29)

 

Compartir: