Por: Paulina Arroyo / The Fit Pau

Como bien dicen, todos los excesos son malos… y aunque no lo crean tomar agua de más, también lo es. En medio del mantra de hoy en día para mantener la hidratación o para “mantenerse a la vanguardia de la sed” es sabio reconocer que beber demasiada agua también tiene su lado malo. Puede ser fatal.

La intoxicación de agua es mas comúnmente vista en atletas principiantes que no son aún considerados élite, aunque puede ocurrir a cualquier persona que beba más agua que su cuerpo puede manejar. La ingestión de una gran cantidad de agua demasiado rápido en un lapso corto de tiempo provoca la intoxicación de agua, esto debido a que el agua ingerida excede la capacidad del cuerpo para metabolizar de forma segura.

El resultado de la sobre-hidratación es conocido como hiponatremia dilucional.  La hiponatremia se refiere a un nivel por debajo de lo normal de sodio en la sangre. El sodio es esencial para muchas funciones corporales, incluyendo el mantenimiento del balance de fluidos, la regulación de la presión arterial, y la función normal del sistema nervioso. La hiponatremia es también conocido como “intoxicación por agua”, especialmente cuando se debe al consumo de exceso de agua, por ejemplo, durante el ejercicio vigoroso, sin reponer adecuadamente el sodio. Cuando los niveles de sodio bajan en los líquidos fuera de las células , el agua se filtra en las células en un intento de equilibrar la concentración de sal fuera de ellas.  Las células entonces se hinchan debido al exceso de agua . En casos muy graves, se manifiestan el edema cerebral y líquido en los pulmones.

A medida que el contenido de agua de la sangre aumenta , el cuerpo no puede excretar los fluidos lo suficientemente rápido. Después, el exceso de agua se va al intestino, el cual extrae sal de donde se esta diluyendo la concentración de sodio en los tejidos del cuerpo. Este proceso conduce a un daño masivo a las células que afecta los músculos, el cerebro, corazón, riñones etc.

HYPONATREMIA 1

Síntomas:
·dolor de cabeza
·confusión o alteración del estado mental
·convulsiones
·disminución de la conciencia que se puede proceder al coma y la muerte.

Otros posibles síntomas incluyen: 
·inquietud,
·espasmos musculares o calambres
·debilidad y cansancio
·náuseas y vómitos

¿Cuanta agua debo tomar entonces?
La recomendación diaria de líquidos, incluyendo líquidos de los alimentos y otras bebidas  es de 2.7 litros o 91 onzas para las mujeres y 3.7 litros o 125 oz. para hombres durante 24 horas.

En promedio debemos ingerir no más de aproximadamente 240 mililitros , o cerca de 8 oz.  más o menos en una hora dando al cuerpo tiempo suficiente para absorber el uso y excretar el agua de manera efectiva.

Así que es muy importante tomar agua… ¡¡pero no de más!!

Para más artículos y tips de salud visita mi blog:  www.thefitpau.blogspot.com

Compartir: