Ya van 14 días desde el inicio del año 2015. Como en años anteriores comencé con una lista interminable de cosas por hacer diferente: 1. Bajar de peso (¡ahora si! cita con el nutriólogo para el día 4), 2. Hacer más ejercicio (Con subscripción al gym y probablemente lo deje en dos semanas), 3. Comer más saludable (no se cocinar pero algo va a salir), 4. Ser más organizada… y así continuaron mis propósitos.
No me sorprende decir que mis metas de este año son las mismas a las del año anterior y las de años atrás. Es más mis propósitos son los mismos desde que deje de tener como meta anual “comprar todas las Barbies del mundo” (tenia once, discúlpenme). ¿Qué es lo que nos hace no poder cumplir las metas que nos proponemos cada día primero?

Me di la tarea de buscar en internet los muchos propósitos que todos (o al menos una gran mayoría consideramos), los más comunes incluyen dejar de fumar, ponerte en forma, pasar más tiempo con la familia y ahorrar más. Ya entrado medio mes del nuevo año creo que todos podemos ver como hemos pasado nuestras últimas dos semanas y preguntarnos honestamente ¿Estoy cumpliendo mis metas de año nuevo? Si la respuesta es no, te damos unos tips para facilitar tu vida y poder terminar el año con mejores hábitos, más dinero e incluso una pareja.

Compartir: