ACTUALIZANDO TU LOOK

Female face before plastic surgery operation

Por: Dr. Gabriel Garza   |   SIMETRIS Cirugía Plástica Ocular   |    T. 81 8335 1616   |    www.simetris.com

Vivimos una época llena de posibilidades y de alternativas para recuperar la juventud facial. La oferta de tratamientos y cirugías estéticas es muy amplia pero la seguridad y efectividad de algunas de éstas sigue siendo cuestionable. A lo largo de los años, en mi práctica profesional, he tenido la oportunidad de conocer de cerca los deseos, dudas y expectativas de muchas personas que buscan conservar o recuperar la juventud del rostro. La motivación por verse mejor es una emoción poderosa y ejerce una conducta de búsqueda que debe ser conducida con cautela. En este artículo ofrezco un breve análisis de cómo se da la decisión por verse mejor, quiénes son las personas que en la actualidad buscan con mayor frecuencia asesoría profesional estética, qué motiva a estas personas a consultar y cuáles son los tratamientos faciales más solicitados, seguros y eficaces. Finalmente, te ofrezco algunas sugerencias para que tomes una buena decisión aclarando que mi experiencia profesional se centra en la cara y en particular en los ojos.

¿Qué es lo que realmente quiere el paciente que acude a una consulta estética? 
La respuesta simple es verse mejor, sin embargo, encontramos motivaciones más profundas como el deseo de encajar en un medio social, de encontrar o conservar una pareja sentimental o de ser más competitivo en un escenario laboral que valora los jóvenes.

¿Cuál es el temor más común de alguien que se somete a un tratamiento o cirugía estética facial?
Sin duda la posibilidad de cambiar drásticamente y de perder la identidad individual después del tratamiento o cirugía es el temor más común. La posibilidad de complicaciones médicas es otro miedo muy señalado por los pacientes.

¿Quiénes acuden con mayor frecuencia al cirujano plástico?
El perfil social varía dependiendo de la región del mundo, Monterrey tiene una población joven y pudiente que aspira a verse mejor y en general las mujeres siguen siendo las que buscan ayuda para mejorar algún aspecto facial. Con el advenimiento de los tratamientos en consultorio y sin cirugía que ahora más que nunca son seguros y efectivos, pacientes mucho más jóvenes encuentran en estas alternativas un remedio seguro, efectivo y económico para darse una ayuda y prevenir el envejecimiento facial, a su vez esto ha derivado en el aumento de hombres que toman la iniciativa de hacer algo para verse mejor.

¿Cuáles son las áreas del rostro que las personas buscan cambiar o mejorar?
La nariz, los ojos y la piel son los sitios de mayor queja cosmética y los que las personas comúnmente solicitan a los cirujanos modificar, mejorar y optimizar.

¿Los tratamientos faciales más buscados en la actualidad?
Contra arrugas y gestos indeseables los neuromoduladores tipo Botox®, Dysport® o Xeommen® son número uno desde hace más de una década.  Las arrugas más profundas y surcos faciales siguen siendo tratadas con el ácido hialuronico o relleno.  En cuanto a la calidad de la piel las opciones son los tradicionales peelings químicos de diversas intensidades y utilizando novedosas tecnologías, el láser, la luz intensa pulsada y la radiofrecuencia han sufrido mejoras significativas en los últimos años lo que las convierte en métodos más populares y efectivos.

Hablando de cirugías faciales…
Estadísticas recientes, de la asociación americana de cirujanos plásticos, señalan que las cirugías faciales más comunes son las correctivas de la forma de la nariz, la de los ojos y el lift que puede incluir el cuello. El grupo de edad que busca una operación de ojos ha cambiado, son ahora personas más jóvenes que rondan los 40 años. Los hombres se animan ahora más que en el pasado.

¿Cuáles tratamientos NO funcionan?
Los llamados hilos tensores son un ejemplo, los tratamientos utilizando presuntas células madres y las vacunas anti edad todos son tratamientos que han generado ingresos a médicos y que, sin embargo, dejan mucho que desear en efectividad, duración y aun en seguridad. El tiempo es el mejor remedio contra estas novedades y al cabo de algunos años van saliendo del mercado y son desplazados por opciones más efectivas y seguras.

¿Cómo puedo ser un buen consumidor de salud estética? 
Las recomendaciones de boca en boca son muy poderosas pero no son garantía que vas a tener una buena experiencia con un especialista. Mi sugerencia es hacer muchas preguntas durante la consulta, solicitar varias alternativas para un problema y ver resultados previos del médico. Cuando algo bueno parece demasiado bueno y además se ofrece a precios atractivos yo te recomiendo reconsiderar seriamente tu decisión. Busca varias opiniones.  En esta situación el sentido común es muy importante y si algo no te parece muy claro, vuélvelo a pensar y no te comprometas a nada con nadie.

 

 

Compartir: